"Aprender la levedad del pájaro."

domingo, 16 de abril de 2017

Se escribe la primavera en ti.

'Cuando menos te lo esperas
quién menos te lo esperas
suelta lo que menos te lo esperas
así de claro'.

Pedro Ladroga.

Sigo haciendo castillos en el aire
para luego verlos caer
como una lluvia de sueños rotos
que formas charcos de esperanzas heridas.

Yo me baño en ellas,
salpico las paredes de mi cuarto con poesía fatalista
y salgo a la calle sin paraguas
dispuesto a mojarme de ti
hasta los huesos.

En las nubes
mis castillo tiemblan
por ella resucité la corona y la tormenta
lancé la moneda, los dados
y demás símiles,
me juego la suerte a sus caricias
y la inspiración
a cualquier fotografía
en la que salga sonriendo.

Sigo sin creer en el tiempo
el ritmo siempre será ese lobby de latidos
y el romanticismo de despertar a su lado
ese estado del bienestar
tan frágil como hipnótico.

Ya lo sé,
ya me lo habéis dicho tantas veces
salto sin paracaídas
me juego los besos a la ruleta rusa
pero no con cualquiera,
la conocéis
ella es todo lo que siempre deseas
y crees que nunca llega,
ella es la mejor versión de esta ciudad
y de mí mismo en esta ciudad,
la conocéis
su sonrisa refleja mis ganas de equivocarme cien veces
de rendirme y de luchar,
la conocéis
si sabéis mirar las palabras
como yo miro su espalda
haciendo que todo lo demás sea ruido
y sólo se escuche en mi cabeza
el eco de sus sueños.
Jia Aili.

domingo, 12 de febrero de 2017

Autoexorcismo.

'Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza.'

(Noam Chomsky).

Si pudiera describirme en una palabra sería duda,
si pudiera describirme en un gesto
sería ese mirar al suelo
cuando alguien me mira,
si pudierais conocerme tanto como yo
podríais describirme
con un sólo sentimiento,
nostalgia.

Pero las palabras sólo son un placebo,
esa ilusión
con la que jugamos a inventarnos,
esa puta doble pantalla
en '500 días juntos'
lo he gritado tantas veces,
si pudiera describirme en una escena
sería esa en la que Richie Tenenbaum
se corta el pelo, la barba
y después las venas,
no os asustéis yo no lo he hecho,
palabra, cobarde,
gesto fingir un pequeño tic
abriendo y cerrando los ojos
para evitar así
cruzar la mirada a aquella chica
que avanza temblorosa
por el metro.

Pero las palabras no sirven
ni los diccionarios
ni la poesía,
nada sirve
porque es domingo y ni si quiera puedo emborracharme,
para engañarme durante un tiempo
quizás una vida entera
persiguiendo el sueño
escondido tras los escaparates
que se llenan de bombones,
persiguiendo la esperanza
que no tengo,
la realidad que fracaso
el latido que se acelera
la palabra
que me describa,
contigo.

jueves, 9 de febrero de 2017

Cupido y las cicatrices.

Me atrapa tu mirada
y lo que podría ser dibujar tu espalda,
en los amaneceres
y el deseo de morir mirando al cielo.

Yo me quedo aquí
en este instante que paraliza el presente,
siendo el filo y la herida,
la piel que vibra incapaz de fingir
que quedan tan pocos centímetros por conquistar
que es una pena rendirse.

Afilo:
la poesía y el vértigo,
la música y el tacto,
la lluvia y tú,
la inspiración.

Porque el amor es una puñalada en el estómago
he afilado también la esperanza
para el día que decidas el puñal.
Fotografía original de Oskar Azkarate

lunes, 30 de enero de 2017

Sin más V. (Nocturno).

'Perdida la de ayer, la de hoy perdida,
no me doy por vencido, y sigo, y juego
lo que me queda: un resto de esperanza.

Al siempre va. Mantengo mi postura.
Si sale nunca, la esperanza es muerte.
Si sale amor, la primavera avanza.'

(Ángel González).

Y cabe en una gota de agua
que choca contra cualquier paraguas,
seguramente un paraguas naranja,
seguramente no se dará cuenta del choque quien lo lleve.

Y cabe en una mirada,
en una pupila que examina los rincones
más idóneos de la luz
para sacar una fotografía
y en la luz,
cabe en la luz
en esa pequeña franja que entra por tu ventana
y despierta tu cuerpo.

Y cabe también en mi latido,
en ese ruido hueco
que desde hace años
es el romanticismo.

Porque es minúscula
cabe entre mis dedos,
entre mis tatuajes y la piel
entre los deseos y su origen
porque su origen cabe en ti
en tu azul de luna en el agua.

Y qué victoria para uno
darse cuenta de que lo que creía un defecto
es en realidad una virtud
y es que mi esperanza es pequeña
tanto que antes la creía inexistente
pero ahora sé que cabe en tantos rincones
que estoy recuperando las ganas
de medir la distancia entre:
sueño y realidad,
poesía y certeza,
entre los dos
entre los pasos que separan nuestros portales,
entre los dos,
¿cabe en los centímetros
que dejamos entre los dos?.




jueves, 26 de enero de 2017

El exilio de la piel.

'No todo tiene solución pero sin remedio me quito de en medio si hace falta
no me culpes.'


Pedro Ladroga.

La herida es no saber calcular el tiempo
que tiene que pasar por mis cicatrices
para que no me asuste un cruce de miradas.

La herida
eres tú preguntando cuándo,
hasta dónde
y por quién.

Últimamente aguanto peor el dolor
pero no por ello he dejado
de apretar los dientes
y siento que el guión que escribieron para mi está plagado de silencios
y la herida es sin duda
haberme aprendido de memoria ese papel.

domingo, 15 de enero de 2017

Encuentros fugaces y lluvia constante.

'Tomás no se daba cuenta en aquella ocasión de que las metáforas son peligrosas.
Con las metáforas no se juega. El amor puede surgir de una sola metáfora.'

(Milan Kundera).

Tú crees que todo lo que escribo se vuelve poesía
y yo que todo lo que miras se vuelve agua
por eso siempre que nos encontramos
rompe la lluvia
y acabamos calados
de palabras.

Para escribir gritando
he aprendido a sentir en silencio
y a mojarnos de presente
con los ojos cerrados,
como niños que juegan a estrenar sus zapatos
saltando en los charcos.

Para sobrevivir al destino
hemos aprendido que
la libertad existe
donde dos sonrisas se encuentran
y que creer en la poesía
o en la lluvia
es nuestro mayor acto de resistencia.
foto original de Kiko Monzón.















miércoles, 11 de enero de 2017

Azul II

'Hoy busco perderme entre sus diez millones de cuerpos celestes'.

Erik Urano.

El mapa está en tus ojos
y desde que lo descubrí
vivo horizontal
como tierra observando
la levedad arqueada de tu cosmos.

Para tus manos
cae el tiempo
dejando la tregua incertidumbre
de encontrarnos.

Para mis manos
cae el espacio
dejando el instinto
de cerrar los ojos
y ser el capricho
de un latido alérgico a las despedidas.

Sobre nosotros el cielo
enciende promesas en secreto,
para tus manos mis heridas
para mis manos tu espejo.

Ya no queda nadie en la calle
tan sólo lluvia
y si tú supieras
que el mapa está en tus ojos
quizás te mirarías
con el mismo vértigo.

domingo, 8 de enero de 2017

Azul.

En todos estos kilómetros
he descubierto que la inspiracion es tu voz
a través de aquella grabación
en la que describes cada calle
y la balanza
que he visto volar
a más pájaros en tus manos
que caricias he gritado.

Porque brindamos el nuevo año
y hay que elegir un propósito
he descubierto
que el mío es encontrarme contigo
 y sobrevivir al otoño
o que tal vez
ambas cosas sean lo mismo,
pero
escupe el trago
que nunca fui supersticioso
y las uvas y el tiempo
se me atragantan
tanto o más que la ausencia
y el fracaso.

En todos estos kilómetros y días
he descubierto que las palabras
son para ti
lo que para mi tu sonrisa
y menos mal que existe tiempo suficiente
para ser más respuesta que duda
para ser más cruce de miradas
que echar de menos
para volver a ser anónimos en el deseo
y cotidianos en la dulzura
al encontrarnos otra vez.