"Aprender la levedad del pájaro."

domingo, 25 de diciembre de 2011

.TheCure.

Puedo recitarte una poesía o perderme entre los entresijos de una noche cargada de estrellas. Hay demasiadas estrellas. Demasiados sueños desahuciados de mi cabeza. Poca esperanza. Mucho insomnio. Pocas ganas de pasar la noche dominado por el frío y por los grados de alcohol que son también una cadena. Una cadena como tu mirada. Una prisión como estas palabras a las que nunca dejaré de darles vueltas. Todo está lleno de síes y noes, todo nunca se decidirá, todo depende de los porros de maría, que me haga, del hielo y la ginebra, de los libros, de mi insomnio. Vivir sabiendo que existes. Es quizás. Lo que provoca. .

sábado, 24 de diciembre de 2011

viernes, 23 de diciembre de 2011

.

"Es la zancadilla o cáscara de plátano que me pone el destino cada vez que intento dar un paso.."

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Menos mal que . . .

Menos mal que . . .

El rap seguirá siendo ese timbre de recreo, ese oasis mental. Menos mal que puedo abrir mi corazón y dejar que todo fluya. Que mi boca sonría y mis manos se muevan, sin poder evitar sentir el ritmo, querer recrear el ritmo en mis adentros.
La clave de sol de mis pentagramas
el punto final de todos mis poemas
la sonrisa al borde de la mañana
bañados en café
las sábanas que cubren el sexo insomne.

Todo ese abanico de momentos
trae un aire frío de emociones
que olvidé, que olvidamos
cuando el hambre nos secó el corazón.

martes, 20 de diciembre de 2011

. II

Luego ella se me quedó mirando un largo rato antes de lanzarse a bailar. En medio de una calle abarrotada, se chocaba con ancianas, vagabundos, estudiantes y todos la llenaban de risas, insultos, sorpresa, confusión. Ella era feliz, era libre, bailaba y yo no podía contener mi asombro ni disimular mi gesto bobo. Pero lo más increíble es que estaba bailando jazz, en mi cabeza ya se oían las voces rasgadas, las trompetas, los pianos, los saxofones en una orquesta fantasma que presidía en la plaza de aquella gran ciudad.

lunes, 19 de diciembre de 2011

.

Desde niños yo siempre quise ser una canción de jazz y ella un blues. Cuando pasados unos años la volví a ver le dije: "al final te has acabado convirtiendo en un blues.." ella me contestó con una mueca, ni alegre ni triste, más bien hermosa en toda su melancolía, era un día gris, quizá estaba gris porque yo estaba junto a ella y sus ojos habían adquirido el matiz de un día de lluvia en verano, de esos que son un punto y aparte y que lo cubren todo de negro. La amaba, estaba hermosa, pero también la odiaba porque de su boca sí salían notas y de la mía ni siquiera se escuchaba afinar al saxofón.

Lo mal que estoy y lo poco que me quejo*

y cuando te vuelva a ver vomitaré tantas palabras estancadas en mis costillas que me quedaré sin voz, argumentos, sentimientos o dirección

Pidiendodeseosimposibles

Una sonrisa es un abrazo. Un abrazo es un tesoro. Una caricia un sueño. Un beso una utopía. Un amor tocar el cielo. Tocar tu cuerpo una expresión imposible de poesía.

Labellezanonecesitacoartada*

Quiero caer en tus manos como cae una gota de lluvia o una hoja kamikaze de otoño. ¿Quieres saber por qué?. Yo quiero conocer tu sonrisa. Los lunares de tu piel. Tus sueños. Tus caricias y a la mañana. Desaparecer.

domingo, 18 de diciembre de 2011

La piel del alma de gallina*

Todo este nudo de palabras que no salen pero tampoco quieren quedarse ahí para siempre, todas sus dudas, todos los nervios me tensan los labios y al final, más tarde o más temprano me los corta el frío. Ahora el truco es olvidarse de todo, cerrar los ojos y recomenzar, no desear aquellos labios en aquel cruel instante que se presentó sin avisar y rompiendo cualquier esquema antes pactado con la soledad y la desilusión. Y ahora sonará el timbre y de nuevo diciembre y de nuevo el frío y de nuevo la desgana y de nuevo la angustia y de nuevo.. de-nuevo..de
Mantener una conversación conmigo deseando no caer en la locura es como intentar respirar sin abrir la boca, sólo por la nariz, al final cansa esa premeditación, ese escándalo de ataduras.

Manual para enamorarse de lejos.

Hablarse con los ojos
y no ceder al impulso
de callar palabras con un beso.

Escuchar atentamente lo que las manos
quieran decirse ya sea en una caricia
o a distancia.

Dejar el deseo en standby 
y no ceder a la simplicidad de borrar kilómetros
del poema.

Beber mucho té
para mantener siempre caliente
el recuerdo de aquel encuentro.

Y por último,
reservar un hueco bien amplio en el corazón
por si la suerte te concede de nuevo
la oportunidad de ser feliz,
sin fórmulas ni límites
al sentimiento.

jueves, 15 de diciembre de 2011

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Que se jodan mis ojos, por favor, vuelve a pasar por delante mía, es este deseo, es esta frustración esa soga, esa soga de la que tanto hablan, que tanto nos gusta sentir, el roce, el calor, que duela.

.

"¿Por qué vienes aquí?, todos los días me hago la misma pregunta, tú no necesitas un psicólogo, necesitas una barra de bar.."

"¿De verdad lo crees?"

"¡Claro que lo creo!, tus dudas son románticas, existenciales, me confunden y no quiero perder mi tiempo ni hacerte perder el dinero, además eres mi amigo, quiero lo mejor para ti.."

"Gracias"

"No me basta con eso, prométeme que esta misma tarde buscarás un bar en el que emborracharte y le contarás todo lo que me cuentas a mí al camarero.."

"vale, lo haré.."

"No, quiero estar seguro, iré contigo.."

Asco.

Y el mundo sigue siendo esa gran bola de mierda que aun sin tener hambre me hacen tragar día tras día

.

LABIOS DE NUNCA JAMÁS

Los sueños están hechos del mismo material que tus labios
por eso quiero cerrar los ojos
cuando pueda besarlos.

Por eso I'm a dreamer
y que me perdonen John y Yoko,
but I want to be the only one

viernes, 9 de diciembre de 2011

-

Y si la piel que habito no necesitase un corazón
si la poesía fuese una excusa
para gritar sin silencio mis deseos
a tus ojos desnudos, a tus palabras desnudas.

Déjame bañarme contigo
en todos los mares de dudas que tuvieron nuestros ojos
que como dos furiosos enemigos
no quisieron apartarse la mirada.

Ahora es el momento,
para escribir o para callar,
entre la salud y  la enfermedad elijo el lamento
y la nostalgia al no saber donde estarás.

Kukutza III

Infinito en la mirada, universo en el corazón, expandir palabras por mi cuerpo fue una necesidad al terminar con la tinta y el papel, con el cigarro sin después, con los besos que aún no me dio.

Kukutza III

Quiero dejar de escribir poesía con las manos. 


.

Nunca apareces cuando mi corazón premedita las palabras con las que averiguar tu voz. Nunca apareces en los colores que pintan los sueños en mí, apareces, en los rincones más extraños, los días raros, apareces detrás de mí y el súbito encuentro con tus ojos me escalofría hasta el alma. Miro desde mi habitado segundo plano como tus pasos siguen al poema.

Cada palabra he calculado ahora falta el valor.

Y aquí sigo quejándome por no llegar a ninguna parte,pero no por eso voy a dejar de caminar. Pedí dos botellas de vino para vaciar mis sentimientos en ellas y dejar un mensaje dentro. Mensaje que lancé a tu mar, un mar desconocido y oscuro, aun no sé si las encontrarás.

jueves, 8 de diciembre de 2011

¿Mi corazón? a las ratas.

Caminaba por la calle en la que yo siempre me paraba a mirar los techos, las ventanas de los edificios más altos de mi ciudad. Era preciosa, sus ojos no hablaban de coordenadas ni de tiempo, si no de experiencias y sentimientos dispuestos a verse reflejados en gestos o en palabras, su cuerpo se movía al compás del silbido de mi boca, o al menos eso-me-parecía-a-mi. Se paró frente al edificio que yo miraba y sonrío, primero a las ventanas y el techo y luego a mí, me lanzó una de esas miradas imposibles de esquivar o de dar una respuesta clara, después, siguió caminando, mi música se había esfumado, ahora sólo quedaba un gesto de confusión en mi rostro helado por ese viento frío.

De nuevo, ella, por el otro extremo de la calle, otra vez el mismo ritmo en mis labios, de nuevo el mismo edificio, sus ojos se volvieron para mirarme y creo que me dijeron algo pero en un idioma que no supe descifrar, un segundo, duró un segundo su segunda sonrisa hacia mí y ya no pude contenerme "¡eh!" le chillé cuando ya se había alejado un poco pero no se volvió para responder.

Otra vez, por la única entrada que quedaba a aquella calle, esa chica, de nuevo, pisando cada una de mis intenciones y las notas musicales de mis silbidos, saltando por los techos que yo miraba, nublando mis deseos con el aire que dejaba su cuerpo al pasar por mi lado. "¿Qué haces?", le pregunté cuando se giró por tercera vez para mirarme, "pasear" respondió confundida, "ya pero, siempre pasas, me miras y sonríes, la última vez intenté llamarte pero no quisiste mirar", "eso es porque sabía que te iba a volver a ver", "¿y se puede saber adónde vas?", " a ninguna parte, ¿quieres venir?. Me explico, salí de casa pensando que tenía que hacer algo, no paraba de repetírmelo hasta que se me olvidó, así que he decidido pasar por esta calle hasta recordarlo, porque fue en esta calle donde lo olvidé la primera vez que te sonreí", "¿y por qué siempre que pasas me miras, pero nunca te comunicas mas allá de los ojos conmigo?", " porque creo que eres tú, tan ensimismado, tan perdido como yo, el pensamiento que olvidé en esta calle, me olvidé de encontrarte pero no se me quita la sensación de que eres tú, por eso ando en círculos y tu eres el centro que me hipnotiza, por eso no dejo de mirarte".

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Eltictacdicta*

Un cigarro manchado de carmín muere sus últimos latidos de humo en el suelo y yo duermo solo otra noche. Cruel destino que en la prisa o el cansancio deshace encuentros. Crueles mis manos frías como la soledad en esta cama de invierno.

.

Como una amante cruel, este invierno que deseo y odio, en el que me sumerjo con placer y del que quiero huir lo antes posible. Como un beso de judas, este invierno, me hiela el alma y también me abraza con su lluvia, de vez en cuando, entre las miradas congeladas y los pañuelos en el cuello reconozco rostros que se ríen y sonríen porque el invierno no entiende de clases, porque a todos nos rompe si no sabemos defendernos.

martes, 6 de diciembre de 2011

lunes, 5 de diciembre de 2011

pensarte.

Piensoluegoexistes

Yo quería hacer volar aviones

¿Sabes?, quiero recibir un sobre, una carta sin remite y abrirla. Ver que en ella hay una foto que enmarca el momento en el que tú sonreíste para mí. Al fin. Sin misterios conocer tu sonrisa cerca mía, al fin, poder besarme las manos para que sean más dulces las palabras en mi respuesta. Deseo. Cierro los ojos y sueño, mejor dicho, te sueño. Pero me despierto en el ardor del agua que aún no se ha mezclado con el té.

sábado, 3 de diciembre de 2011

viernes, 2 de diciembre de 2011

Llueve llueve llueve

Y que llueva, que llueva sin pausa cien días y que dentro de esos cien días esté yo, buscándote en las calles y los charcos, en los cafés y las terrazas, en los edificios mojados y en los rostros ajenos. Y que te encuentre perdida caminando, buscando como yo un paraguas para el alma, con la piel helada y los pies fríos y me abraces. Te quedes así hasta que salga el sol de nuevo y disfrutemos del asqueroso paisaje que deja tras su paso la lluvia.

jueves, 1 de diciembre de 2011

.


Y ahora estás de espaldas, quiero llamarte, tocarte un segundo con la mano y sonreír a tu gesto de confusión. Saludos rutinarios y una proposición.

martes, 29 de noviembre de 2011

¿Amor dónde estás? ¡contesta!

¿Crees en la libertad?, yo creo en tus ojos, en el poder que tienen tus ojos para dejar la realidad atrás y presentarme una utopía diferente, aquella donde tú y yo somos nubes y nos reímos de la gente. Si pudiera cruzarte la mirada algún día, aprenderme de memoria el color de tus ojos y preguntarte si te apetece un café, ¿caliente? ¿claro? ¿sin azúcar?. Pasar una tarde de improvisada risa y relajarme en tus labios forzando alguna mueca de burla cuando me preguntes cómo lo supe, por qué lo supe y besarte en la piel. Mis palabras. Vivo rodeado de musas que giran su cara o me ofrecen sus excusas para no decir que todo lo que escribo va hacia ellas y su humildad me mata.

Respeto Actitud Poesía

lunes, 28 de noviembre de 2011

domingo, 27 de noviembre de 2011

CC.

Quiero que bailes mirándome a los ojos, que si te metes una raya lo hagas sonriéndome y si fumas eches el humo sin ninguna piedad sobre mi mirada. ¿Ves?. Aquellas luces, esos focos que te apuntan sólo a ti, estás en el centro de todas las miradas y el deseo, estás en él pero bailas aquí, sonriéndome mientras sientes angustia y euforia, grito tu nombre y el eco de mi voz rebota en el vacío de tus pupilas. Me gustaría saber dónde te encuentras ahora. En qué paraíso. Tan lejos de mí.

sábado, 26 de noviembre de 2011

viernes, 25 de noviembre de 2011

.

 Que mis palabras se quedaron escondidas en tus ojos porque tenían frío y hambre.

jueves, 24 de noviembre de 2011

.

Fumaba un cigarro y bajo sus pies crecían las manchas de gasolina de otros coches, sostenía la ceniza tan firme como su mirada, hacia ninguna parte, yo buscaba el infinito que marcaban sus ojos pero el horizonte me ofrecía tantas posibilidades como incógnitas. "¿Adonde vas?", me preguntó casi sin mover los labios y no vi ningún resquicio de temblor en su cigarro, me miraba con algo de ilusión aunque era muy difícil encontrar algún brillo en sus ojos gastados. "Hacia ninguna parte, trabajo aquí". "¿Y no quieres marcharte?". "No sé, nunca lo he pensado, nací aquí, me crié aquí y ahora trabajo aquí, toda la gente con la que me he relacionado desde niño son instantes fugaces de personas". "Si quieres puedes venir conmigo". Me dijo y reconocí entre sus labios un poquito de burla, como de erotismo logrado desde la longitud de sus piernas hasta la forma en que su boca escupía el humo sin cesar. "No te conozco". "¿Quieres conocerme o sólo follarme?". "Quiero enamorarme de ti". "Buena respuesta, ¿vienes entonces?". Y soltó el cigarro, lo tiró justo en medio de dos pequeños charcos de gasolina y nuestros cuerpos siguieron estando estables y la gasolinera tranquila, un paso, dos, tres, cuatro, a dos centímetros de mis labios su mirada examinaba sus pupilas, juzgaba mis recuerdos y cerré los ojos. Un latido. Al abrirlos aquella misteriosa chica había cogido una de mis temblorosas manos y la había posado sobre su pecho. "¿Ves?, esto es todo lo que tienes que saber de mí". Dos latidos. Tres latidos. Cuatro.

.

Y la máquina de escribir me miró con un hambre insaciable de palabras. Y hablaba de ti.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Hoyysiempre.


DEMOGRACIA
Ganaron los de azul
y nos volverán grises
es el juego de siempre
unos hijos de puta
otros infelices.

Díasdelluviaysinsolenelsur

Las gotas de lluvia que no tienen piedad alguna cuando deciden caer con fuerza sobre las aceras, los balcones, los árboles y los coches. Cuando deciden mojarnos a todos como a alegres mendigos. Cuando marcan la delgada línea entre gea y el ser humano y nos advierten. No tienen piedad alguna, como tampoco la tiene el invierno o la soledad, no existe la piedad en sus pensamientos porque tampoco conocen el odio o el amor, existen de casualidad en mi interior con la ingenuidad del niño pero hacen daño como las palabras de cualquier adulto. Me quieren entristecer como tristes ellas existen y sin miedo quieren que yo caiga también y me estrelle con ellas, como hermanos, quieren que me vuelva gris, que me vuelva agua y me lance a las aceras también para crear un charco alrededor de mi cuerpo. Caen y caen, su rutina es mi rutina, en mis ojos también caen las lágrimas, en el vacío se quedan pues nadie las recoge.

Las gotas de lluvia que no tienen piedad alguna me mojan las costillas y me resfrían el corazón, como una noche me cayó encima y de súbito el invierno.

martes, 22 de noviembre de 2011

.

Hoy el día es para taparse con las sábanas hasta los ojos y mirar con miedo, los peligros, los daños que el corazón no sabe cicatrizar, hoy ni el café ni las miradas me salvan de sentirme atado a una soledad invernal impuesta. Hoy no es ayer ni mañana. Hoy es un paréntesis horrible que casi me hace llorar.

domingo, 20 de noviembre de 2011

.

¿Quién le dio tanto poder a la política?

Laura sonreía porque aquella noche había soñado con dos cronopios del maestro cortázar, su padre le contaba cuentos incomprensibles, llenos de descripciones imposibles, propios de una imaginación al borde de la locura y a ella le encantaban las palabras tanto como la voz de él recitándolas a su lado. Jugaba a veces con las sombras de su lámpara. Aquella mañana cogió su mochila para ir al colegio, sonreía, sonreía mucho porque la noche anterior su padre le había contado un capítulo especialmente bello de aquel libro mágico, Rayuela, caminaba por la calle pisando charcos y pensando si la inspiración se esconde y hay que buscarla o es ella misma la que te busca a ti porque te has escondido sin saberlo. Dudaba. Signos de interrogación poblaban sus ojos y llenaban su mente de preguntas, unas reales y otras absurdas pero ambas de igual importancia para ella. Pero fue al borde de un semáforo, recién pintado un hermoso paso de cebra le hacía más fácil el camino al otro lado, pero el otro lado, estaba lleno de mentiras y de incógnitas crueles, de nubes grises y de monstruos con forma humana, Laura odiaba el otro lado y siempre que se quedaba parada, decidiendo si cruzar o no, si asistir a clase o huir a otro mundo su padre llegaba y por la espalda la cogía en brazos y la ayudaba a cruzar. Pero después de un corto paseo él tenía que marcharse y ahí se quedaba ella, en el vacío de las calles sin salida, del laberinto de aquella ciudad maldita que tanto la asustaba. 
-¿Y por qué no me hablas de ti?-

-No puedo, tendría que contártelo todo-

-Tengo tiempo-

-Pero no tienes espacio-

-¿Cómo?-

-Espacio, en tu interior, aunque no lo creas tienes un alma chiquita que no podría comprender ciertas cosas, que se quedaría ciega ante algunas palabras de mi historia y odio desperdiciarla, que termine en nada-

Pensandoentiocómotúnopiensasennada.

Clavé todas mis dudas en tu espalda
por eso a veces nacen en ti contracturas
o te duele la espina dorsal.

Posé todos mis besos sobre tu boca
por eso siempre te sabe a dulce cualquier cosa
por eso a veces tus labios se abren sin avisar.

Colgué todas mis palabras en tus ojos
y ahora observas poesía en cada rincón de la ciudad
y ahora miras y no miras sin ver que te escribo
cada día.

Para que pienses en mí
y me encuentres
en algún rincón de tu cuerpo
pensando en ti.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Ylamusamáscercanaestáhaciendoelamorenotracama

Tengo muchas noches de testigo, para declarar todos mis insomnios en tu contra, todo mi esfuerzo que se quedaba en nada ante el blanco del papel, tengo toda una vida de testigo, pasada y futura estoy seguro, para declarar que, aunque a veces te deje olvidada, no quiera besar con mis manos tu piel o me haga el duro al pensar que así volverás a buscarme con tus ojos negros. Aunque me comporte como un imbécil, salga y beba, salga y fume, salga y beba, me falte la hierba y al fin piense en ti, no puedo ni quiero olvidarte. Poesía. Musas. Que protagonizáis las mayores angustias que sufrí y a su vez los mayores placeres que sentí en cada poro de mi piel. Os odio y os amo, venís cuando queréis y cómo las lágrimas no avisáis, simplemente componéis palabras moviendo mis manos a vuestra merced. Nunca os cambiaré por dinero os lo prometo, tampoco por drogas, aunque deseé llenarme de experiencias y alarmar mis sentidos nunca podrán equipararse a vuestra presencia, os alimentaré con sentimientos y viajes, algún que otro método de inspiración alternativo, alguna experiencia que os merezca pero nunca por encima. Por favor, volved ya, tengo insomnios y cansancio, hambre de palabras y de amor, pero en la primera elegís vosotras la solución. Por favor.

Y sigo sin poder ver "Restless"

Cor-ta-zar

Dicen mis pájaros que tienen frío, que quieren emigrar de mis manos a otro punto del planeta más cálido, que el cielo de mis ojos se ha vuelto grisáceo, que ya no respiran tinta, que tienen hambre de poesía y sentimientos.

Yo les pido que se queden, cada noche les pido que no olviden todas las páginas, el ruido que juntos dejamos escrito como un grito del que todavía quedan ecos. Al final siempre acceden, nunca pueden dejar de mirar sus pupilas mis universos.

.

Prepárate, acumula palabras en tu boca, frases en tu boca, olvida la tinta, los libros, encoje el corazón y aprieta los puños, deja el miedo en casa, abre todas las ventanas y aspira ese aire frío con toda tu alma, no te quejes, no te olvides de lo importante, de las palabras, del significado de su poesía, de todos los brillos que se despertaron en tus ojos ayer.


Y es que me encanta esa jodida imagen.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Lafotosaliómovida

Entonces nos dimos cuenta de que tu sonrisa estaba sobre la mía y viceversa, de que tu mirada dulce se mezclaba con mis amargas pupilas, de que tu piel se fundía con la mía y ambos reíamos sin mirar a ninguna parte y sentíamos el alma llena de placer. Entonces nos dimos cuenta de que en el abrazo, la foto salió movida, pero ninguno de los dos quiso cambiarla.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Silviosiempresilvio.

Que todavía están mis manos en huelga de palabras, que aún está mi cuerpo falto de abrazos, que todavía mis labios cicatrizan soledades, que aún caen las hojas. Que los charcos me mojan los zapatos y tengo frío en los pies.

Color.

Y creer que la música que silban mis labios es mera improvisación.

Camina con corazón.

Y fui callejón en las calles, frío en tu habitación. 


Van creciendo o quieren crecer, nuevos sentimientos en la ventana de mi habitación, traen el recuerdo de una mirada entre las nubes, traen el recuerdo una voz. Quieren hacerme creer que es posible, quieren convencerme de que las caricias pueden ser también palabras y un silencio en papel donde guardarlas para siempre. Van sacándome sonrisas olvidadas, van tratándome de tú, al fin, van comprando flores y recreando versos viejos para que los moje con tinta y los haga míos. Quieren que yo vuelva a ser, esa persona que un día reconocieron, que yo era y que deje de estar en una sombra gris de invierno, quieren convertirte en ritmo, quieren convertirme en viento.

Y no sólo ellos y no sólo ellas, no sólo mis sentimientos y mis palabras quieren ver de nuevo el color de mis pupilas. Yo también. Pero se me hace difícil, muy difícil cuando pienso, cuando paro, cuando se vacía de nuevo mi mirada y caigo en la mueca, el cigarro, la cerveza, el porro, la resaca y de nuevo. Despertarme. Un día más con la sensación de querer cambiarlo todo, si me dejas, de querer verte, de cumplir mi promesa con mis sentimientos y mis palabras.

20-N

Como cuando en el colegio me castigaban contra la pared para reflexionar, la única variación de ahora es que yo eligo la pared contra la que me quiero apoyar, callar y reflexionar en por qué lo he hecho, por qué he contribuido a mi propia destrucción.

martes, 15 de noviembre de 2011

Nacho Vegas y café.

Ahora que preparo el café con un cariño casi paternal pienso, pienso en que debería limpiar el polvo en el objetivo de mi cámara vieja y salir a pasear a ver si algún paisaje me sorprende y puedo retenerlo para siempre en mi carrete. Pienso que me gustaría ver mi mirada en otros ojos, como antes, verme reflejado en otros ojos, en el brillo de otra mirada que también me esté mirando y deseé el beso o la caricia tanto como yo. Ahora que el sol se filtra entre las cortinas y me obliga a abrir los ojos, que el café salió más dulce de lo que esperaba y quería, que el día se propone rutinario y frío, que miro a la calle y no me hielo por el tiempo sino por la apatía de todas las personas que andan y andan como si sus pies estuviesen sujetos a raíles en el suelo.Mad World. ¿no?. Ahora que la mañana tose el humo de mil cigarros como yo, que la vida se me plantea aburrida, quiero descubrirte, conocerte, dormir en tus palabras. Ahora quiero.

"¿Ves aquel punto en la niebla?, ese puede ser tu gran amor"

domingo, 13 de noviembre de 2011

Deberían prohibir los libros para que os diera morbo leerlos

Y el 38% se lleva la consola para la cama en lugar de un libro

Hablan de niños pero no de niños reales sino de esos que se han creado a partir del reflejo de niños imaginarios que querían ser adultos antes de tiempo y que prefieren un teclado a una rayuela, una televisión a un parque. Da pena reconocer la malaeducación que se da por falta de tiempo o de ganas, da pena reconocer en ellos un brillo de madurez temprana entendiendo madurez como vejez para un niño que se pinta canas. Da pena, personalmente me da mucha pena ver cómo crecen sus cuerpos, su tecnología, cómo alimentan su cerebro con "comida basura" y se olvidan del alma y sus abismos.

Aviones a punto de partir.

Porque yo busco en ti palabras, busco en tu mirada el agua que salve la sal de mis heridas y se haga mar de cicatrices. Sentimientos a espaldas de la luna.

Ojalá que mis caricias rocen algún día tu piel, reconozcan algún día tu piel con el simple vibrar de tu voz en mi espalda. Ojalá que algún día tus manos reconozcan mi cuerpo, caminen por mi cuerpo en un susurrar de palabras en una cama de insomnios. Ojalá que nos abramos el alma a arañazos o besos, que sepamos crear universos o canales en nuestras miradas y que el lenguaje sea para cuando queramos descansar del nuestro. Ojalá, ojalá que algún día me ayudes a entender por qué me enganché tan fácilmente a ti sin conocerte y sin esperanza ni calle.

Insomnios.

Y aunque me miras, veo como te encierras en tus ojos, como escondes tu luz a otros horizontes. Y aunque me miras, luna, ya no eres la misma y no sé si por mi culpa o la de otros.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Porque estoy cansado de toda esta calma. Quiero que algo se ROMPA. Quiero deshacerlo todo y recomenzar, cerrando los ojos y abriendo el corazón a todas las nuevas emociones que quieran entrar. Antes de que me consuma el cansancio. Quiero.

Nocturnos (otra vez)

Antes de irme a casa quiero encontrarte bailando, bajo un manto de nubes y estrellas, quiero encontrarte y que me digas casi en secreto que me quede."Quédate". Antes de llegar a mi portal quiero que me mires como nunca miraste a nadie, como aquella primera mirada de "Buenos días", de despedida temprana, del tiempoquenosqueda. Antes de llegar a casa y qué utopía y me siento ridículo pensando todo esto pero. ¿Quien puede evitarlo?. ¿Ignorar tu sonrisa?. Sería ridículo no perder la conciencia y la cordura dentro de ella.

.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Los que desaparecemos en medio del sueño somos inofensivos


Entre el sueño y el suelo. Volaron mis ojos por la habitación y fui pájaro. Paseé sin miedo por los callejones de mis mayores pesadillas sonriendo tranquilo. Todo por eso, por la sencillez del sueño, por cerrar los ojos y abandonar el cuerpo al fin. Todo por escapar un poco de la realidad opresora que me mecaniza y me ata a horarios y mediocridad. Hace ya tiempo que no leo, ni escribo, ni respiro con calma el vapor caliente de un té, ni bebo con calma y con marcada rutina dulce un Florencia. Sólo vivo, camino, enmarco en el aire unas palabras que ni las nubes quieren escuchar por la ausencia de esencia real en ellas. Pero sí, eso sí, cuando cierro los ojos, cuando al fin siento que la libertad me quiebra la mirada y me obliga a pasear por sus misteriosos laberintos que nunca me mostrará a ojos abiertos.

.

Y quizás consiga hablar algún día en Francés o en Glíglico.

OttoporOttoCorazónporCorazón

Kamikaze salto por el avión de una mirada al vacío de una incertidumbre. Y en la respuesta encuentro el paracaídas o la tierra. El amor o la soledad. La vida o la inexistencia.

cansadodelaspalabrasvacíasolossentimientosindigestos

Me acuerdo cuando de niño me decían "A ver Álvaro, piensa con la cabeza" y yo me quedaba confundido, primero porque odiaba esa costumbre de que me llamaran por mi nombre cuando hablaban de un tema serio, ¿es que un mote carece de seriedad?, para nada estoy en contra de mi nombre pero no es libre sino impuesto, un día despiertas al mundo y sabes que te llamas Álvaro. Sin embargo, de todas las palabras, de todas las experiencias que recoges para hacer un mote, un seudónimo, eso sí. Pero lo que yo de niño odiaba de verdad era el "piensa con la cabeza" y yo pensaba entonces,¿con la cabeza? ¿y el corazón? ¿y el alma?, ¿no pueden intercambiarse los oficios de vez en cuando?. Que la cabeza siente, el corazón vuele y el alma piense. Y así en numerosas combinaciones posibles. Lo pensaba de niño cuando me castigaban con esa frase y de adulto me molesta aún más, a mi me gusta y me hubiese gustado más un "A ver Otto/Drama, piensa con el corazón/alma".

Díassinvueltaatrás

Hasta las rodillas hundido en el barro de los charcos, hasta los ojos de arder en esta sensación de inviernos y soledades, hasta la mueca de toda esta corrupción, pasotismo, contaminación anímica y física en la tierra. ¿Quien ha asustado al lobo?. Decían los libros, decían, hablaban de revoluciones, escribían palabras en un lenguaje de fantasía casi extinguido, describían nirvanas y delirios. Así como hablaban tus manos dibujaban paraísos en mi cuerpo y ahora mi alma está de nuevo desierta de toda inspiración.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Tres días de invierno

A ti que me miraste directamente  a los ojos mientras sonreía, a ti, sin miedo. Quiero encontrarte.

Insomnio de latidos

El amor crece a mi alrededor, se junta a mi alrededor como mil buitres que esperan el silencio final de un corazón.

Un sólo cielo.

Los autores de este cielo no se esforzaron en su interior, cuando atraviesas las nubes está sucio, lleno de polvo y telarañas donde cuelgan sueños rotos, cuando profundizas un poco está oxidado, viejo, temeroso de que el tiempo y el humo le extermine hasta el alma. Los autores de este cielo no se atrevieron a pintarlo, le impartieron dos colores y este los aceptó afirmando que sonreiría un arcoiris cuando la lluvia se lo permitiese. Los autores de este cielo, de este techo sin estrellas, asqueroso de descuidos y fato de universos se merecen un castigo, el mayor de los castigos por menospreciar tan suave telón para los ojos.

Dos mañanas de invierno.


Hablarte, beber café y mirarnos sin miedo. Que me hables, que no bebas café porque hablas, que me mires sin mentiras. Hablarnos, sorber a trago lo que queda y mirarnos las manos antes de ceder a la risa. Quiero que describas tu infancia, tu cuerpo, tus sueños, tus mentiras y tus secretos. Descríbeme tú, descíframe con palabras y espera de mis silencios algo más que los nervios. 

Una mañana de invierno.

Suena una canción mientras miro al mar
miro y te veo en cada salto de las olas
en cada gota de la espuma que me moja los pies.

Te veo en las gaviotas blancas que vuelan quebrando el cielo gris,
en la arena pegada a mis manos
te siento en cada poro de mi piel y de mi alma
y me siento minúsculo
en la inmensidad de tu nostalgia.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Marley

Y si me exigen una religión
yo creo en el amor
que es lo único que da vida al corazón
cuando se la quitan las heridas de la edad.
Decidle al doctor que cuando me vea falto de amor sin pedirme permiso desconecte mis cables.

Nocturnos (otra vez)

Ahora piensas en cuánta sangre habrá en tu cuerpo y cuánto podrás ensuciar con ella si tu corazón estalla, si hay una explosión dentro de ti y tus venas se convierten en fuegos artificiales de sentimientos reales y disparados a todos los rincones de esta esquina. Te prometo que lucharé. Que lucharé por ti. Pero con tanta intensidad que mi derrota no me dejará más posibilidad que. Ceder a las lágrimas y que el llanto colapse mi circulación y llene mi boca de sal. Hambre de sentimientos. Huelga de emociones. Invierno de corazón.

.QUE.NADIE.LO.ENTIENDA

Ahora me miras a los ojos y no ves nada, odias el gris de mis pupilas, odias la neutralidad con la que mi sonrisa te convierte en algo ajeno, en algo vulnerable que puedo ignorar, como una sombra que vive detrás de unos pies, como esa última luz del sueño, como lo que no recuerdas. Aquel poema maldito que alguien te dijo después de un orgasmo y que fue mejor que cualquier abrazo o cualquier caricia o beso. Pero ahora no recuerdas nada porque mi mirada no refleja lo que tú quisieras. Ojalá pudiera tocar la guitarra, pintar un cuadro o escribir un poema con una gran lista de reproches y estilo. Pero no. Puedo. no. Entonces,¿qué me queda?, la música claro, para despertar la emoción. Para teñir de color, estos ojos de invierno.

domingo, 6 de noviembre de 2011

C.R.A.S.H

El cielo de mi infancia está lleno de héroes que caen como estrellas fugaces.
Que.tú.te.pusiste.gafas.de.3.D.para.poder.verle.sentimientos.al.corazón.emociones.a.las.flores.de.la.piel.y.belleza.a.una.canción.

1,2,3 mierda

Que estarás pensando cuando paso a tu lado con estas ojeras y con los sueños a cuestas coloreando toda la calle sin piedad


Yo que trasnoché para ahorrar sueños, por si la huelga de sentimientos amenazaba con volver. Yo que lloré por ver caer el último grito, tapando bocas la mordaza de la bandera que les hizo envejecer, a los escritos de las cartas de tantas lágrimas suicidas, a los silencios, palabra sordas de los pensamientos que no se hicieron ver.



Tus.Caderas.Mis.Cadenas.

Y deseé con todas mis fuerzas invitarte a un café, llenar dos tazas con palabras y ver reír a tus ojos cansados. Como las pocas veces que me has sonreído. Como las pocas veces que hemos hablado. Como tus manos sujetando aquel libro, justo aquel, de entre todos los libros que encontraste en la estantería de alguna biblioteca. Como dormir entre las nubes, entre el polvo de sueños y el humo. Como conocerte. Cruzarme contigo en alguna calle. Alguna utopía real, breve pero real.

lunes, 31 de octubre de 2011

Mis movidas (nocturnos)

Entonces María se dio cuenta de que en un segundo había besado a Alberto y que al siguiente estaba lejos ya de su cuerpo, sus labios, le miraba confundida, se sentía sola, como si ese segundo, ese minuto hubiese partido en dos su tan bien construido universo y entonces vio que nunca podría vencer al tiempo. Este que un segundo antes los había mecido al son de sus lenguas, al compás de sus manos y corazones, al tic tac como latido que ahora estaba roto. Solo. Olvidado. No se miraron más en toda la noche. No se abrazaron. Ni se tocaron. Ni se besaron. Ni sonrieron. Tan cerca, parecían dos cuerpos fríos, cadáveres inertes en la acera y la luna se reía desde arriba cruel, sin piedad, observando como ese fenómeno natural había quebrado algo tan complejo.

"Si vuelvo a nacer quiero ser poeta"

domingo, 30 de octubre de 2011

El perro diamante.

Si me preguntas de que color veo el cielo hoy sólo puedo decirte uno, GRIS, todo ese abanico de fusiones y matices se perdió cuando se terminó lo bueno, hoy sólo queda el humo como cortina ante mis ojos y el mundo detrás un reflejo gris siempre en mi iris marcará mi ánimo hasta que al fin le ponga unas gafas de sol u otra mirada, cualquier mirada, que me enseñe de nuevo otro color.

viernes, 28 de octubre de 2011

Vente a la cuerda floja del JAZZ

Imagina que no queda suelo en tus pies, que la sombra es un infinito abismo que te arrastra hacia el interior de algo que no ves, que no puedes ver porque no sabes abrir los ojos más allá de la incertidumbre. Conocer. Más. No rendirse a lo dado. Caerse, caer en la locura que precede al arte, a las palabras más hermosas que jamás podrás pronunciar, al placer de un orgasmo, al placer de caer rendido a una mirada, corazón atado a unos ojos que casi no conoces y que te miran desde lo más profundo de la noche para hacerte enloquecer con su gesto hosco ya  la vez dulce, suave. Es raro. Como el primer trago, siempre entra de mala gana en tu interior intentando hacerse un sitio entre los problemas, miedo y lo poco que queda de ánimo. Luego todo va ya rodado. Olvidada la razón en un rincón de tu cabeza podemos escribirnos en el alma con los dedos el derecho al delirio y bailar la noche eterna de los amaneceres fríos. Hace tiempo que no siento un amanecer frío. Hace tiempo que no siento que mi sombra no esté debajo de mis pies. Hace tiempo que caigo, caigo una y otra vez en la irracionalidad. Hace tiempo. Poco tiempo y qué importa. El azar es simple, tan simple como cagarse en la suerte y romper sus yugos con tus manos así como los del tiempo. El azar. De nuevo unos ojos que se atreven a atravesar el pasillo de cuerpos hasta llegar hasta mí y de nuevo me dejan k.o.

miércoles, 26 de octubre de 2011

El-comienzo-de-algo.

Quemando papeles de frases que nunca leeré, que nunca verán la luz, que será su carcel o ataud ese blanco e infinito espacio donde mis manos posan sus sueños y los dejan brillar al día, la noche, cualquier hora la inspiración no entiende de cansancio. Quemando un porro mirando mis ojos en el espejo del baño, la maría me da alegría pero me vuelve un extraño, no sólo me hago daño a mí sino también a mi interior todo por cubrir las heridas de eso que se llama. Color, en el cielo sólo uno, hoy en día poso los ojos en nubes sucias, universo en ayuno, de cicatrices de estrellas fugaces que duran un segundo, eso no me representa, mis ojos están presos en un pozo más profundo.

domingo, 23 de octubre de 2011

Posar los ojos más allá de la razón y abrirlos de una vez.
¿Cómo sabías el color de mis ojos si nunca te había dicho mi nombre?
¿Cómo sabías mi nombre si nunca  me habías mirado a los ojos?

viernes, 21 de octubre de 2011

.

Entre los huecos, en medio de todos los silencios, de las cuencas vacías y los versos vencidos estaba yo. Con mi catarata de sonrisas prefabricadas y mi nopasanada. Con mi llanto a oscuras y mi da igual. Pero no. Ya no. Ahora he cambiado todo eso por un gesto, sincero, no más.

jueves, 20 de octubre de 2011

lunes, 17 de octubre de 2011

.

Y que el arte sea un oasis para el alma, un pequeño e intenso espacio donde pueda soñar. Donde pueda acariciar aquel irracional deseo de convertir la ceniza en flor, la flor en fuego, el sol en miles de luces y color, la luna en una sonrisa que no termine nunca. Y que el arte sea por siempre aquello que rompa los esquemas de mi corazón, que lo zarandeé cuando este ya no crea en nada, que le ayude a entender el mundo o mejor aún a inventar el mundo. Que el arte sea para mis ojos ese profundo paisaje, esa fotografía, esa pintura que nunca querré dejar de mirar y que siempre me hará sentir como un niño.

viernes, 14 de octubre de 2011

LaInsurrecciónQueViene.

Asumir que todo esto no va hacia ninguna parte
es asumir mi vacío en la tierra, aceptar,
que la revolución no es más
que la pesadilla del poderoso
es perder el ímpetu y morir viviendo.

Si quieres matarte bien,
pero no arrases intenciones a tu paso,
no quiebres conciencias
ni aniquiles versos jóvenes.

Yo quiero volver a aquel tiempo
de desnudos corazones y tierras,
aquellos días en los que una mirada valía aún más que los millones de palabras
que ahora, se me atragantan.

.

Yo quiero romper el muro de Berlín contigo, unificar nuestros labios en una paz al fín lograda.

jueves, 13 de octubre de 2011

.

Por unos ojos que no son mis ojos, ni los suyos, que no son los ojos que caminan la tierra o duermen el sueño. Que son los ojos que enamoran las calles, los cafés, las palabras. No son mis ojos ni los suyos, sino los de ambos, una mezcla de verde y marrón, de luna y sol, de nubes y estrellas. Son unos ojos incomprensibles para el que tan sólo mira, que no sirven para ver la rutina, sino para crear caminos nuevos hacia nuevos secretos y universos. Que son un mismo espejo, que se hallan donde el amor hace la palabra, cuando el sentido vive dentro del corazón.

miércoles, 12 de octubre de 2011

.

Carlos, tapado hasta la nariz con  su sábana preferida piensa, ojalá que el gesto de cerrar los ojos sólo fuese para soñar

Nacho y el arte de perseguir los sueños.

Yo prefiero ser oveja negra


Existe todo tipo de educaciones, el delito más cruel es la ausencia de alguna de ellas. Nosotros llevamos media vida educando nuestros corazones para que tenga sentido toda esta lucha que llevamos a cabo para que se cumplan nuestros sueños. Ignacio, veinte años residente en Madrid, quiere ser dj. Álvaro, veinte años residente en Murcia, quiere ser poeta. El problema es una frase mal pronunciada, "querer ser", no, ambos somos lo que siempre hemos querido ser porque nuestra afición, lo que muchos nombran como arte convirtiéndolo así en un concepto lejano es nuestro modo de vida, nuestra forma de ver y entender el mundo, es decir, él es dj y yo soy poeta, lo que debe cambiar es el número de posibilidades de poder vivir de ello. Imagínate, nunca se cuentan en entrevistas la falta de apoyo, el vacío existencial, la soledad, la incomprensión y sin embargo ha sido y a menudo lo sigue siendo nuestro pan de cada día, el pan de cada día de miles, millones de artistas esparcidos por el mundo que buscan su huequito en ese paraíso reservado a unos pocos. Vivir de ello, vivir de los aplausos, del calor de la gente y de los escenarios no vivir de la pantomima y el cuento de la gallina de los huevos de oro o el euromillón, tampoco de un trabajo formal ni si quiera informal. Sólo vivir de ello, a mi nuestra manera, respetando y sabiendo que nos respetan. Hasta ahora sólo estamos gastando fuerzas, ánimos y tiempo en morir por ello, sólo deseo que algún día, algún jodido día despertemos una sonrisa en clave que diga:"ahora sí".

Nuestros corazones hablan glíglico.

Nuestros labios besan versos
nuestras manos acarician abrazos
nuestros cuerpos dejan al caminar huellas
que en realidad son las palabras que nos decimos cuando miramos en silencio la sombra del otro.

Nuestro universo es indescifrable,
mágico, artístico, eterno,
tan habitado por nosotros
que en su inmensidad no se siente la ausencia de otros cuerpos.

Y ahora te sientas a mi lado,
quisiera apartar la mesa y besarte,
que todos miren boquiabiertos y alguno entienda
que eso, el sentimiento, olvidando lo obsceno, tu amor, el mío, es poesía en realidad.

lunes, 10 de octubre de 2011

1º RECITAL MICRO LIBRE DE POESÍA (ITACA)

La noche será joven
la poesía eterna.

MiradasdeAnna

Los pájaros de mi alma se han posado en el marco de la ventana que son tus ojos
y ahora me miran, quieren que los describa
pero para mí es imposible,
esa sensación que te eriza la piel,
al borde de la lágrima,
la inspiración espontánea.

Cómo descifrarla, como despojar al amor de sus claves y secretos
cómo entender tus ojos, la profundidad de tus ojos,
el laberinto que crea en mi mente tu mirada
ahora mis pájaros han abierto sus alas,
vuelven a mis manos,
tú sonríes y yo me quedo mudo
de poesía y de halagos.

Que la belleza no se rinde ante el poder.

Miradas.

domingo, 9 de octubre de 2011

A MI SI ME GUSTARAN LOS TOROS SERÍA VACA

Y yo que por fecha
nací bajo el signo
del toro de mayo
¿cómo voy a estar a favor de tan cruel exterminio
a los que simbólicamente son mi especie?.

Y en realidad
cualquier persona que se precie de tener humanidad
no debería apoyar
un asesinato que no se merece.

PAULA.

Aunque el otoño nos coja de pronto, de la mano y muertos de frío, con la sensación extraña de que la luna es una intrusa, que se cuela en nuestras tardes para hacer sombra a las farolas y a la luz del atardecer, porque sabe que el atardecer te pone triste. Aunque te cueste sonreír, aunque las heridas estén aún abiertas un abrazo será siempre una solución rápida, fácil, para todos los dolores del alma, del corazón o de la mente. Aunque no podamos vernos, aunque el tiempo nos mande lejos, muy lejos el uno del otro, aunque tu boca no diga amor, aunque mi boca no sepa besarte, aunque parezca que es duro, que está siendo difícil, que lloramos por causas distintas a solas y negamos cuando nos preguntamos qué nos pasa. Porque no podemos sostenerlo, porque soy todo corazón, porque tu belleza nunca se rendirá a las lágrimas, ni al frío, ni a la soledad, porque nunca te dejaré sola, porque estas calles, cualquier calle está hecha de senderos transparentes que creamos cuando nuestras piernas caminan al mismo compás y nosotros cogidos de la mano, yo mirando los edificios, tú mirándome a mi, yo mirándote y tu observando a un niño, a un perro, a un árbol, cualquier cosa. Aunque parezca que vamos a estallar en sollozos, que voy a morirme delante tuya, no, nunca podré negar una sonrisa a tu existencia, a tu sonrisa, nunca podré crear defensas a tus caricias ni negar mi amor a tus palabras. No puedo no vivir contigo, no vivir de juntos, de besos o de abrazos, sino que no puedo vivir en un mundo en el que no se halle tu existencia, mi espejo, mi identidad, un oasis que nadie nunca podrá igualar ni siquiera crear una antesala. Es por eso todo este miedo, el temblor de mis manos, el pensamiento de "te quiero pero no puedo", porque no puedo creer que te haya encontrado, que tantos años creándote en mi mente ahora sean mi día a día. No lo puedo creer. Porque me cuesta acostumbrarme a la frase de "si crees en los sueños ellos se crearán" porque ahora es real, tiene el pelo moreno, rebelde, los ojos miel oscura, una sonrisa de gaviota, unos labios de mar, un alma viajera, un corazón lleno de poesía. Y si hablo de vacío no es de sentimientos, es vacío de cicatrices, de recuerdos que no puedo tener en el mismo sitio en el que a ti te guardo. Y si te quiero ya lo sabes, por qué, todos los por qués están en cada caricia, cada abrazo, cada beso, cada conversación. Es tanto lo que me asusta. Aunque tú ya lo entiendes todo. Aunque vas al contrario de Montero y de Quique porque tú ya lo sabes y yo ya lo sé, no tengo que imaginarte porque existes conmigo. Y aunque la felicidad esté tan cerca como tú lo estés de mi, siempre tendré ese miedo a tocarla por si se rompe, pues es tan frágil. Ojalá todos los Otoños de mi vida sean como este día y una procesión de estaciones como esta, contigo.
Porque desde la cama y sin billetes exigimos nuestro itinerario de vuelos libertarios, sin necesidad de movernos, la mente toma el timón y le pide a los sueños que sean olas, que la lleven, la hagan  recorrer aquellos paraísos tan deshabitados normalmente. Porque para mí siempre será algo incomprensible que incluso a ojos abiertos las personas dejen de soñar, no sueñen por el esfuerzo que supone creer o crear, llenar las calles, las casas, los cielos de fantasía y caminar por los jardines que dejaron siendo niños. Yo me caigo a veces del mundo, desaparezco sin más, soy aire porque dejo que mi sur se apodere de mis huesos y ría todas las risas que no pude despierto y sueño. Porque entre morir o matar, prefiero amar, soñar, amar, soñar, invirtiendo el orden tantas veces como pueda incluso mezclando conceptos que puedan complementarse porque al final todo es eso, para mí todo es eso y es ridículo que en realidad sea nada, quizá sea por eso que me atraen tanto las palabras, como lenguaje del dormido y no como lengua oficial de las fronteras de la tierra.
Si mis manos le hacen la huelga
a mi mente y corazón
de hambre de palabras.

sábado, 8 de octubre de 2011

Desde el corazón se escucha un grito
mis manos lo tiemblan
mi boca lo seca
mis ojos lo lloran.
Me falta tanto,
tantos pedazos de mí se caen durante el día,
que cada vez me vuelvo más diminuto,
más transparente casi un fantasma.

Prefiero amar.

Y qué le voy a hacer si un futuro sigo igual
aprendiendo a enloquecer.

Y qué van a hacer ellos,
todos ellos, cuando caigan en la cuenta
de que la cordura
les asegura a los de arriba
el poder.

jueves, 6 de octubre de 2011

.

Han dejado sus soles
secándose en el jardín
mil flores
que antaño mojadas de temores
no supieron sonreír.

Ha dejado la música en mí
un ánimo inconquistable
un gesto feliz
que dudo pueda romper
que nada puede herir.

miércoles, 5 de octubre de 2011

martes, 4 de octubre de 2011

.

Obligado a pasar hambre de sentimientos
decidí escribir besos y fuegos en folios
y no en labios ajenos.

.

Los deseos obligados a encerrarse en una lámpara han organizado hoy una de las acciones más inesperadas de la jornada. Cansados de estar a merced de quien los encuentre han decidido estallar las lámparas y repartirse entre los más necesitados. Los vecinos del lugar no se explican lo ocurrido, las declaraciones están llenas de confusión y miedo, "todo iba bien.." repiten y al parecer nadie lo entiende. Es también algo que se malgasta, algo que se echa a perder por la ignorancia, las ilusiones y los deseos se han unido para reivindicar sus derechos a ser felices haciendo felices a otros y como una nube de sueños han llenado las calles de nuestra ciudad con algo de color.

Todo irá bien, me lo prometo.

Ahora escribo en voz baja, casi con miedo, con las manos cansadas y el gesto pálido. Parece que envejecer es también una estación, un estado transitorio.

.

La misma sensación que tengo cuando escucho "la valse de Amelie" o "bosques de mi mente" es la que tengo cuando tú te vas. Y es una sensación de que estoy viendo, escuchando, sintiendo algo hermoso y con el paso del tiempo se aleja, se aleja hasta que ya no queda voz y tu cuerpo ha doblado la esquina o se ha perdido entre la gente del autobús y ya no distingo tu rostro, tu figura y tengo un silencio de velatorio o de lluvia de Martes de invierno. Es una pena, ojalá esto nunca acabe, ojalá nunca tenga que prender el recuerdo de tu espalda para sentirte cerca pues eso es lo que siempre queda, una espalda, un quizás, un adiós y contigo, contigo no soportaría ninguna de esas cosas sin volverme loco.

Ojalá que pases por cada calle en la que yo resida, que des vueltas al mundo conmigo, que rías en primaveras y en veranos desconocidos, que bebas cerveza en barras de bar salpicadas por extraños. Ojalá. Ojalá. No pase nunca nada, que te lleve de pronto.

Viento.

Como un charco que sin mirar se hunde bajo tus pies cae a veces la realidad más canalla sobre mí, sin advertir ni llamar, simplemente aparece como las lágrimas, putas lágrimas que nunca avisan. La realidad que te hace descender de las nubes con un brusco movimiento y caer al asfalto más frío, ese que está rebosante de colillas encendidas, sueños podridos y con sabor a acero. Nadie más conoce esa sensación, en mi interior, quizá en el suyo con otro orden de sucesos. Lo importante es conocerme y saber que tu voz recompondrá de nuevo mi cuerpo, que tu mirada serán alas y una vez más tu existencia la esencia de mi alma y porvenir.

Anna.

Bajo tu piel como si fueran un manto que evade el frío, las grises sombras que nos miran con celos me escondo. Bajo tu piel y tus ojos. Como si el mundo de fuera no fuera para mí. Como si no quisiera más patria que tu cuerpo. Más bandera que tu alma y más moneda que tus besos. Como si todo esto fuera una canción de amor, la canción que nunca cantaré y no por falta de sentimiento sino por falta de voz. Como si presos de este oasis inventásemos luces, lunas y soles, nubes, lluvias y mar. Y que los abrazos sean besos y las palabras poesía.

lunes, 3 de octubre de 2011

.

feliz de mirarte
de que me abraces
de poder despistar al frío
a la soledad,
en la guarida de tu sonrisa.

domingo, 2 de octubre de 2011

.

Me río de las buenas formas, de la humillación estética, del carnaval de eufemismos, de la lluvia de cuerdas impuestas a mi cuerpo para que camine y hable como todos quieren. Me río. Cada vez más Tyler, cada vez menos seguro de mi vida, del futuro, cada vez más risueño y cada vez más las palabras se apoderan de mi cuerpo. Ojalá que algún día me quede sin ojos, ni nariz, ni labios y que aun así mis manos expresen, hablen por mí sin más voz que la del silencio y la escritura. Ojalá que no necesite emociones de más. Me río. De mí, el mundo es nuestro, la fauna siniestra y el juicio de 24 horas díarias al año. Me río. Otro café por favor, esta vez con más tinta.

Genio: www.faunamongola.blogspot.com

Salvador.

Él siempre trata a su guitarra como una parte más de su cuerpo, como una prolongación de su alma, de su espíritu de pájaro (como el mío). Apura el porro entre los labios y cierra los ojos, toca, sin importarle nada ni nadie, toca y sus manos bailan un tango sobre el mástil que a mi me encanta observar callado, disfrutando de ese pequeño momento, de ese pequeño oasis de música que compartimos juntos siempre. Entonces se quita el porro, me lo da, sonríe y me cuenta que esa canción no es tan buena, que podría sonar mejor y yo tengo ganas de gritarle, de decirle que no, en cambio sonrío, le doy varias caladas y la música sigue y las nubes siguen su ruta y nuestra risa, nuestros ojos cerrados, nuestras palabras, esa inspiración que surge en ambos cuando estamos en la más absoluta soledad, en ese silencio que es como un papel, que desea llenarse de ideas y sueños, entonces.
¡Despierta! y haz como que nada te afecta
¡Despierta! y haz como que nada te afecta
¡Despierta! y haz como que nada te afecta..

 Pero tiene un efecto de soga, mejor descoser colores y fronteras, dejar que entre los huecos de la tela suene el aire y crucen los pájaros.

sábado, 1 de octubre de 2011

.

Ahora las calles se deshacen
las sonrisas son disfraces
nadie me deja entrar.

Y cada nota de su piano fue un puñetazo, directo al estómago de mi alma. Y tiraron a dar.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Gracias.

Y es que tu mirada, a veces me cuenta un cuento, otras recita una poesía y otras simplemente se queda fija en mi, en silencio, esperando, si le sonrío me sonríe como un espejo y entonces entiendo a las salamandras kamikazes de mi espalda. Tu mirada, como un mar en donde verse reflejado y sentir una paz interior indescriptible. Un oasis, un paraíso de los más recónditos, de los menos habitados por el humano sí por el poeta, por la música, el arte. Y siempre, siempre que no puedo aguantarme más bajo a tus labios que sonríen, que siguen teniendo ese brillo de niña, de sueño, que son otro paraíso que acariciar con las manos o los labios, que lentamente y fruto del abrazo nos fugamos juntos a esa playa, a ese sol que puede arder en las mañanas de invierno.

jueves, 29 de septiembre de 2011

.

Si cuando mejor estoy, cuando ni siquiera estoy borracho, leo y escucho como desde la puerta haciendo el mayor ruido posible entran mis demonios y me quitan mis páginas, nublan cualquier idea, se ríen, me tiran del pelo, desordenan cualquier calma de mi cabeza y sin darle importancia a nada de lo que han hecho se van, sin más. Y yo. Medio dormido o lleno de rabia, sólo espero que la frecuencia de sus visitas varíe y que por fin pueda pensar con lucidez y espantar ya la tormenta que impide a mis pájaros volar.

Travesuras de la niña mala.

Kamikaze.
Estoy solo pero lleno
como el cenicero del estudio.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

martes, 27 de septiembre de 2011

Cuando empezaron a desaparecer.

Y ahora siento la ausencia de los que por un tiempo fueron mis hermanos y hermanas, compartimos llantos, risas, angustias, compartimos tanto y ahora, por mucho que afine el oído, por mucho que alce mi voz no escucho más que el silencio, que la soledad de mi casa incluso ya sin cortinas, sin imágenes de su rostros que antaño me dijeron tanto, quiero pararme a saludarlos, charlar un rato, tomar café, quiero escuchar sus voces, sus latidos entre mis sueños, sus precoces bienvenidas, su amabilidad. Quiero sentir que no estamos lejos, que no existen fronteras ni tiempo, quiero llamarlos, abrirles las puertas de mi casa y que entren uno a uno, quiero escuchar todas las historias que desconozco desde que se fueron, quiero mirarles a los ojos con el frío en el cuerpo y reír y que por un momento, de nuevo, entre los delirios de sidra y lluvia, sienta que la libertad se halla donde ellos posaron su mano, en el mismo rincón de mi cuerpo que ellos rozaron.

Libros Libres.

Cuando termino un libro
siempre se da un silencio de velatorio
y también un grito de recién nacido,
cuando sin necesidad de luto
descifro con mis manos
una nueva portada.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Anna.

Amor los pájaros no caen
porque tu suspires
sino porque baten sus alas
cuando el viento de tu risa los empuja.